¿CLUB DE PRODUCTO O CLUB DE EXPERIENCIAS?

El mercado actual  requiere servicios y actividades a la medida con los estándares de calidad requeridos por la demanda, lo que hace que la satisfacción total del cliente se convierta en un objetivo más difícil de conseguir que en tiempos anteriores.

La organización de la oferta turística se hace hoy en función de los requerimientos del mercado específico en el que se pretende actuar: turismo de salud, negocios, rural, cultural, deportivo, náutico. . .

A diferencia de otras épocas, la penetración en el mercado, la promoción, la fijación del precio y la cantidad y calidad de producto en el mercado son variables definidas hoy por la clientela y no por los productores.

Fuente: consultur

Actualmente, para poder satisfacer las necesidades de la demanda, es fundamental crear productos auténticos y emocionales, que permitan la vivencia de aquellas experiencias innovadoras y memorables que el turista busca.

¿Qué es un Club de Producto?

Es una herramienta de gestión y planificación mediante la cual un grupo de empresas y organismos acuerda, en un marco de colaboración público-privada, trabajar en conjunto de manera organizada, con el objetivo de desarrollar para un segmento específico del mercado nuevos productos o aumentar el valor de los ya existentes.

Características generales de un Club de Producto:

  • Se forman alrededor de una idea o de un producto común.
  • Tienen el reconocimiento oficial por parte de las instituciones competentes en el área de turismo.
  • Exige y ofrece un nivel homogéneo de calidad y prestación de servicio.
  • Organizan la promoción de destinos tomando como eje un producto identificado.
  • Se actúa con una marca única.
  • Los intereses comunes prevalecen sobre los individuales.

Ventajas del Club de Producto:

  • El incremento de la eficiencia en las operaciones turísticas de un sector específico de mercado turístico.
  • La formalización de acciones de colaboración entre los interesados en el desarrollo de determinado sector, nicho o tema de mercado turístico.
  • El establecimiento de sinergias comerciales entre los participantes.
  • El incremento del potencial de mercado de un tema o nicho.
  • La creación de espacios de interlocución entre las diferentes administraciones turísticas y la iniciativa privada.
  • La difusión del conocimiento y el intercambio de experiencias.

Actividades específicas:

  1. Asociación de empresarios en proyectos comunes.
  2. Investigación de necesidades de los mercados específicos.
  3. Identificación de mercados y segmentos con potencial.
  4. Benchmarking. Evaluación de iniciativas exitosas en otro lugares.
  5. Implementación de una estrategia de desarrollo y comercialización de la actividad en cuestión.
  6. Creación de nuevos paquetes.
  7. Celebración de cursos y seminarios.
  8. Plan de marketing integral: offline y online.

Fuente: consultur

Actividades Etapa de Creación:

  1. Evaluación del segmento o tema que se desea desarrollar.
  2. Análisis de la situación del mercado.
  3. Definición de la visión del mercado respecto al tema.
  4. Convocatoria de la personas físicas y jurídicas involucradas.
  5. Definición de objetivos.
  6. Formalización del compromiso comercial.
  7. Realización del plan de negocio.

Actividades Etapa de Crecimiento:

  1. Asignación de personas y recursos.
  2. Estudio de segmentos.
  3. Diseño de paquetes.
  4. Plan de comercialización.
  5. Comunicación.
  6. Formación en competencias de los recursos humanos.

Actividades Etapa de Consolidación:

  1. Medición de resultados.
  2. Ampliación de actividades.
  3. Reinversión de beneficios.
  4. Intercambio tecnología.

Ejemplos:

El proyecto Equustur se enmarca en el programa Interreg IV – Sudoe y pretende contribuir a reforzar la cohesión económica, social y territorial de las zonas que lo integran, mediante el desarrollo de un producto turístico ecuestre de manera sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Uno de los aspectos clave del proyecto es la creación de una Red Ecuestre Europea basada en productos de turismo ecuestre, que ayude al desarrollo rural y económico y al incremento de la competitividad turística en los territorios, fomentando la creación de ocupación y favoreciendo la cohesión.

¿Podemos hablar de Clubes de Experiencias?

El Diccionario de términos turísticos del Instituto Interamericano de Turismo define Experiencias como:

1. Según Joseph Fridgen, la experiencia turística comprende cinco fases: a) La anticipación y planeamiento del viaje; b) El viaje hacia el sitio; c) El comportamiento en el lugar o las conductas asumidas por el turista en el lugar de destino; c) El regreso o vuelta a casa y c) La recolección, recuerdo, reflexión y memoria del viaje. (JIMENEZ.86) . Nota: Ludwig van Beethoven en 1811 compuso la sonata “Los Adioses”, que comprende 3 movimientos: La Partida, La Ausencia y El Regreso.

2. En turismo, la experiencia es definida por el Instituto Interamericano de Turismo (2007) como: “el conjunto de sensaciones y percepciones que recibe el viajero durante el proceso del viaje“.

Hoy está de moda hablar de turismo de experiencias, siendo una de las tendencias más relevantes del cambio de paradigma en el turismo actual. Pero la pregunta es si realmente existe una clara diferencia entre los productos más tradicionales y las experiencias más actuales. Sinceramente, en muchas ocasiones parece que se trate de una estrategia de marketing, más que de un cambio real de filosofía. Estamos en un entorno inestable y maduro, en el que la oferta crece a mayor ritmo que la demanda, sobre todo en aquellos productos turísticos que se posicionan en la fase de su ciclo de vida de madurez o declive.

Frente a este panorama, el Turismo de Experiencias irrumpe con fuerza, pero estamos convencidos de que las “experiencias” tienen que ver mucho con lo emocional y menos con lo industrial; el turismo de la filosofía del paquete turístico masificado, el turismo del todo incluido sin segmentar clientes ni diversificar en la oferta. Somos personas diferentes, queremos serlo y, hoy en día, exigimos serlo, por tanto, queremos sentir emociones diferentes y nos emocionamos por cosas diferentes. No queremos productos enlatados al por mayor. Juan Sobejano se pregunta en un post: ¿Cómo medimos las emociones? Acostumbrados a una economía “industrial” en la que todo es mensurable y donde las medidas entran hasta en la cuenta de resultados, nos damos cuenta de que eso no le importa en absoluto al cliente. Le importan sus emociones, ¿pero cómo las controlamos? Tal vez la pregunta sea incorrecta, tal vez no debamos medir ni controlar las emociones, sino preguntar al cliente y actuar en consecuencia.

Veamos algunos ejemplos del nuevo Turismo de experiencias:

Algunas Marcas país que se centran en turismo de experiencias

Otro ejemplo es el spot “100% puren New Zealand TV AD3“, que inspira con fuerza las “experiencias” por vivir, mediante una perfecta sincronización de los servicios, la calidad efectiva de los soportes, el valor que añade a Nueva Zelanda, sus sistemas de seguridad para turismo de aventura, sus escuelas de guías especializados, sus aeropuertos, carreteras, todo listo para que el viajero solo tenga que experimentar y… emocionarse.

Un ejemplo más cercano es el posicionamiento del País Vasco con “Euskadi saboréala”, que ha segmentado sus diferentes comarcas en tipos de experiencias.

Un último ejemplo es el turismo de experiencias SYNAPSIS en Argentina, que propone una nueva forma de hacer turismo, donde la recreación adquiere un sentido más amplio y trascendente; un sentido que aprovecha en su total dimensión el enorme potencial del encuentro entre el hombre y el mundo natural. Las propuestas incluyen categorías como: Caminos culturales; Experiencias para el alma; Territorio aventura; y programas especiales para Familias. Además de un área específica con propuestas de Outdoor Training para empresas.

Experiencias, por tanto, hay muchas disponibles hoy en día. Lo que no suele haber en todos los casos son sistemas turísticos preparados para ponerlas en valor y convertirlas en producto, es decir, Clubes de Experiencias.

Club de Experiencias

Desde Experalia, entendemos que la propuesta innovadora,  la que añadiría valor a los ya existentes Clubes de Producto, sería el diseñar experiencias, para que éstas sean transformadoras, emocionantes en un nivel más profundo y personal; una experiencia puesta de manifiesto a través de un cambio en la manera de pensar, de sentir o, incluso, de comportarse del viajero.

Los Clubes de Experiencias deberían ser los artífices de que un viaje sea recordado para siempre. Aprender algo nuevo de una cultura que nos sirva en nuestra vida cotidiana, descubrir una nueva manera de ver el mundo e impregnarnos de otras sensaciones, olores, ritmos, sonidos o silencios, en definitiva, sentir una emoción que permanecía dormida o anestesiada por el estrés urbano y que cristalice en un cambio anímico saludable. Reencontrarse con sentimientos o ilusiones olvidados, en un contexto que promueva la evocación, el saborear la naturaleza entendiéndola, no pasando por delante de ella o, inclusive, reencontrarse a sí mismo de manera enriquecedora y trascendental. Estos son algunos ejemplos de emociones que podrían formar parte del contenido de lo que podríamos bautizar como Club de experiencias. Mencionemos los que consideraríamos sus ingredientes mínimos:

–          Estimular todos los sentidos.

–          Cuidada selección de las visitas.

–          Personalización mediante la microsegmentación del programa, adaptándolo al máximo al deseo del cliente.

–          Atención por profesionales competentes.

–          Un toque de innovación y de sorpresa.

–          Que ofrezca nuevos aprendizajes.

¿Innovamos en experiencias? ¿Esperamos vuestras opiniones y sugerencias?

Anuncios

5 pensamientos en “¿CLUB DE PRODUCTO O CLUB DE EXPERIENCIAS?

  1. Pingback: La propuesta de valor: para startups, emprendedores o negocios que reinventan el turismo | Experalia

  2. Pingback: Los segmentos de clientes: para startups, emprendedores o negocios que se reinventan (parte 2) | Experalia

  3. Pingback: Claves del Marketing Experiencial en el sector turístico (primera parte) | Experalia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s