‘La Rioja apetece’ innovadora oferta de turismo de experiencias

Dentro de las ofertas de turismo de experiencias, se enmarca la del Gobierno de La Rioja que apuesta por un marketing innovador, que utiliza para su difusión, no sólo los medios convencionales, sino especialmente las redes sociales. La campaña de marketing se pretende viralizar a través de una idea original e innovadora.

La innovación de la campaña parte de tres montajes, que corresponden a distintos momentos del día vinculados con la gastronomía: desayuno junto al río Ebro; una mesa entre viñedos lista para el almuerzo, fotografiada entre Ábalos y San Vicente de la Sonsierra; y una mesa al atardecer en unos almendros cerca de Briones.

La campaña pretende crear en la mente del consumidor la idea de que La Rioja es un destino idílico en el que se disfruta de los placeres de la vida, gracias, especialmente, a su riqueza cultural y gastronómica, que nos proporciona experiencias únicas. ‘La Rioja Apetece‘ habla de los placeres de la vida e intenta despertar nuestras emociones más básicas, llamando a nuestra parte más irracional. Pretende, por tanto, evocar un impulso y ser destino irresistible, una invitación a vivir una experiencia única.

El anuncio televisivo de 20 segundos, como principal elemento de promoción, se ha grabado en paisajes de viñedos de La Rioja con mesas preparadas y dispuestas para el comienzo de una comida o cena, con el objetivo de transmitir que todo está preparado para venir a probar La Rioja.

La Rioja Apetece‘ presenta un espacio en el que degustar La Rioja, que atrae a los cinco sentidos y es una invitación a disfrutar de la región y de sus frutos a través de la creación de un Menú Turístico de Experiencias.

La campaña asocia la región a vivencias, experiencias y sensaciones y lo hace mediante una apuesta por un modelo de turismo de experiencias, que busca llegar directamente a la parte emocional del visitante y que diferencia a La Rioja de otros destinos turísticos.
Dentro de las propuestas del menú se ofrecerán paseos largos y tiernos sobre lecho de hojas rojas; risas salteadas en aroma de rayos de sol; atardeceres frescos salpicados de tiempo libre; bocatines de siestas y bostezos crujientes; y, como colofón, una puesta de sol aderezada con picante de llovizna.

La parte más innovadora pretende involucrar a los visitantes en la campaña a través de una experiencia real, escondiendo en un lugar sin desvelar una mesa perfectamente preparada para comenzar una comida. Quienes la encuentren entre los viñedos podrán degustar una buena muestra de la gastronomía riojana y vivir esta experiencia.

Por último un grupo de riojanos relevantes en los ámbitos de la gastronomía, enología, medios de comunicación e internet, han participado en La Sobremesa y han sido grabados para difundirlas a través de varios vídeos en las principales redes sociales.

Anuncios

Enoturismo experiencial, Innovación y Diferenciación. Las claves.

Comenzaremos este post delimitando que no es enoturismo:

– Abrir un restaurante, un hotel o un spa en el que se sirve vino.

– Contratar un guía para que haga visitas a la bodega.

– Estar posicionado en una ruta del vino.

Enoturismo es crear un discurso global entorno al vino, con una oferta completa de actividades que tengan como último fin dar a conocer el mundo, la cultura del vino, explicando su complejidad e idiosincrasia y acercándolo al público.

Algunos datos:

Más de 700.000 vídeos realacionados con el mundo del vino son visualizados al mes en la Red.

Existen más de 1.000 blogs acerca del vino en internet que se centran en recomendaciones específicas sobre vinos.

En Facebook, las páginas con mayor numero de fans pertenecen a bodegas.

Se envián diariamente más de 7.000 tweets relacionados con el vino.

Los vídeos de vino más populares no son los educacionales, sino aquellos orientados al entretenimiento. La guía Borat para la cata de vinos está entre los más vistos. Estos videos no están realizados por expertos en el tema.

¿Cómo se generan experiencias?

1º Creando atmósfera: Generando una expectativa del deseo (antes), vivenciando el momento (durante) y mediante el recuerdo de lo vivido (después).

2º Dando más de lo esperado: Con sinceridad en nuestra oferta, mostrando la pasión por el enoturismo para que ésta se trasmita y sorprendiendo al cliente.

3º Respetando a la persona: Escuchando, mimando con empatia.

¿Por qué perdemos clientes? Según los estudios del sector un 10% por precios inadecuados o abusivos, un 20% por una calidad técnica inadecuada, y un 70% por una calidad del servicio insuficiente.

Claves para diseñar experiencias, respondiendo a las preguntas: ¿Qué les satisface?, ¿Qué quieren?, ¿Para qué lo quieren?, ¿Cómo lo quieren?, ¿Qué los motiva?, ¿Qué es lo memorable de la experiencia?

Propuestas de mejora:

1º.- Concentrémonos en los clientes, no en nosotros. Demanda frente a oferta. En primer lugar fidelizando a los que ya tenemos. Según datos del sector, el 80% de las compras las realizan los clientes que repiten.

2º.- Fidelicemos mediante la vivencia por parte de nuestros clientes de experiencias únicas. ¿Por qué regresar si la experiencia no ha sido excepcional? Debemos trasformar al cliente en seguidor, puesto que estos son nuestros mejores prescriptores y los más creibles. Ahora bien, los seguidores esperan novedades en las propuestas, por lo que debemos innovar en oferta de experiencias, unir nuestras fuerzas con todos los agentes turísticos de nuestro alrededor, de forma que ofrezcamos experiencias diversas, aunadas bajo la cultura del vino. Es fundamental satisfacer a nuestros seguidores, puesto que éstos comparten sus experiencias (redes sociales) con aquellos que conocen.

3º.- Busquemos la diferenciación, nuestro “océano azul”, nuestra “vaca púrpura”…, mediante la oferta de experiencias diferenciadas y altamente memorables. La innovación en la oferta es lo que hará que vuelvan una y otra vez. Generemos propuestas de alto valor diferencial y precio adecuado (“océano azul”). Debemos evitar competir sólo por precio o sólo por diferenciación. Tenemos que resaltar con nuestra oferta -no pasar desapercibidos- y tomar un posicionamiento único en la mente de nuestro cliente.

4º.- Las experiencias nacen de nuestros sentidos, debemos centrarnos en ellos. Para llegar al corazón de los clientes ofrezcamos una experiencia visual, auditiva, odorífica, gustativa y táctil. Los sentidos generaran emociones y éstas son las que hacen inolvidable a la experiencia.

Os dejamos una muestra original en esta línea:

5º.- Necesitamos personal competente. El servicio prestado, como hemos visto anteriormente, es la causa de un 70% de la insatisfacción de los clientes y, por lo tanto, fundamental. Necesitamos formar al personal en competencias específicas (enológicas, turísticas de la zona, …), en habilidades sociales, en inteligencia emocional y en atención al público.

6º.- Aprendamos de los fracasos ajenos, que según los estudios se deben a:

– Dificultad de diseñar un entorno interno adecuado: la estética debe estudiarse en consonancia con la experiencia sensorial.

– Improvisación al no tener estudiada nuestra propuesta de valor, nuestro posicionamiento, nuestra estrategia.

– No realizar un crowdsourcing (diseño basado en la comunidad) que permita diseñar experiencias únicas.

– Deficiente planificación estratégica, falta de posicionamiento diferencial y estrategias de comunicación y marketing inadecuadas.

– Falta de una visión clara que trasmitir.

El enoturismo está en auge, pero, si queremos estar en consonancia con las demandas de los clientes, debemos situarnos claramente en la posición del turismo experiencial, del turismo que ofrece vivencias distintas, auténticas e innovadoras.

¿Qué os parece y qué añadiríais?